Rutina quema grasa de 30 minutos

Rutina quema grasa de 30 minutos

Rutina quema grasa de 30 minutos, Si quieres conseguir unas piernas firmes y tonificadas, unos brazos torneados y un pecho firme, a la vez que ir eliminado progresivamente la grasa sin tener que pasar por el gimnasio ni dedicarle demasiado tiempo (sólo necesitas 30 minutos diarios), apúntate a esta sencilla rutina de ejercicios, ¡funciona!

2 ejercicios básicos para tonificar y reafirmar

Piernas y glúteos:

haz el gesto de sentarte en una silla imaginaria y no dejes que las rodillas se vayan hacia delante. ¡Sí, las clásicas y efectivas sentadillas!

Es un ejercicio fantástico para tonificar las piernas y glúteos.

Realiza 3 series de 15 repeticiones.
Pecho y brazos: con los brazos estirados bien abiertos y las palmas de las manos apoyadas en la pared, acerca el pecho hacia ella lentamente y vuelve a la posición inicial con suavidad.

Rutina quema grasa de 30 minutos

Es ideal para tornear los brazos y evitar la flacidez del pecho.
Realiza 3 series de 12 repeticiones.
¡Quema grasa!
Es necesario realizar ejercicio cardiovascular a diario para favorecer la eliminación de esa grasa rebelde, además de que enseguida notarás que tu nivel de estrés disminuye y te sientes más enérgica y positiva.

"<yoastmark

Con 15 minutos al día de bicicleta estática, elíptica, cinta andadora o incluso saltar a la comba, es suficiente para que tu cuerpo se dé por aludido y comience a deshacerse de la grasa alojada en las zonas conflictivas.

¡Importante!
Asegúrate de hidratar el organismo bebiendo un gran vaso de agua antes de comenzar la rutina y calienta durante 5 minutos trotando en el sitio.

Al terminar, cuando aún la musculatura está caliente, realiza suaves estiramientos para reducir al mínimo cualquier posible riesgo de lesión.

Realiza diariamente un desayuno completo y nutritivo.

  • No te saltes comidas y come 5 veces al día (3 comidas principales y 2 tentempiés).
  • Recuerda comer despacio, masticar lentamente, saboreando y disfrutando de los alimentos.
  • Asegúrate de beber suficiente cantidad de agua (de 1,5 a 2 litros diarios).
  • Consume diariamente alimentos ricos en fibra como las verduras, cereales integrales y frutas.
  • Toma varias veces por semana buenas fuentes de proteína como las legumbres, pescados, huevos, frutos secos y carnes magras.
  • Evita el azúcar, las harinas refinadas, dulces y bollería industrial.
  • Modera el consumo de carnes grasas y embutidos.
  • Modera el consumo de sal para evitar la retención de líquidos.
  • Limita las bebidas con gas y evita las bebidas alcohólicas. Puedes tomar vino o cerveza de forma moderada.
  • Evita la mantequilla y la margarina, utiliza aceite de oliva para cocinar.
  • Que no falten en tu cesta de la compra: yogures desnatados, leche desnatada, queso bajo en grasa, jamón de pavo, jamón york, pollo, pescado, huevos, verduras frescas variadas, fruta fresca, aceite de oliva, brotes de verduras y proteínas en lata (atún, sardinas, anchoas).

Lea También: Ejercicios abdominales para hacer en casa

Facebook Comments